Entradas

Recorrido por las provincias de Andalucía: bodas de destino en Granada

Hoy paseamos por las calles del que fue el último reino Nazarí, a través de su olor a especias, el encanto de sus antiguos barrios, la majestuosidad de la Alhambra, y para descubrir lugares llenos de magia perfectos para vuestras bodas de destino en Granada.

MONUMENTOS Y LUGARES DE INTERÉS EN GRANADA

Los barrios del Albaycín, Sacromonte y Realejo, representan la esencia y el embrujo de esta ciudad.

Perderse paseando por sus calles, descubrir preciosos rincones y pequeñas plazas que aparecen de repente, y contemplar la Alhambra desde algún mirador, son sólo algunos de los placeres que Granada ofrece a sus visitantes.

boda de destino en Granada

En el centro de la ciudad encontramos el símbolo de la cristiandad de Granada, la Catedral, construida justo después de la conquista de la ciudad por parte de los Reyes Católicos.

Aunque el proyecto inicial era de estilo gótico, el nuevo arquitecto Diego de Siloé retomó la construcción modificando la idea anterior y creando un templo plenamente renacentista.

La Capilla Real que se encuentra justo al lado de la Catedral, es de estilo gótico y se construyó sobre lo que fue la antigua mezquita mayor de la ciudad.

Los Reyes Católicos encargaron su construcción como su lugar de enterramiento demostrando su vínculo especial con esta ciudad. En su interior están los restos de Fernando de Aragón, Isabel de Castilla, Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Otro lugar para visitar durante vuestra estancia en Granada, es sin duda el Real Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción de la Cartuja, símbolo de la arquitectura barroca española.

La Abadía del Sacromonte es una antigua abadía construida a finales del siglo XVI, después de que se encontraron los restos de algunos mártires, y entre ellos los de San Cecilio. Este lugar se puede visitar junto a las santas cuevas situadas por debajo de la iglesia.

Visitar Granada significa una visita imprescindible a uno de los monumentos más visitados de España, la Alhambra. Este conjunto de palacios y jardines fue construido sobre una colina y empezó a ser residencia real a mediados del siglo XIII. A esta fortaleza se añadió la construcción del Palacio de Carlos V, después de la conquista del último reino nazarí por parte de los Reyes Católicos.

El color rojizo de sus muros, su posición estratégica frente al barrio del Albaycín, su historia y su impresionante arquitectura, hacen de este monumento un lugar especial que enamora a cualquier visitante.

boda de destino en Granada

LA GASTRONOMÍA

La gastronomía de Granada es una mezcla de la influencia árabe y cristiana. El uso de especias combinado con los productos típico de esta provincia, crean una cocina variada y muy sabrosa.

Entre los platos típicos destacan las habas con jamón, la tortilla del Sacromonte, las papas a lo pobre y la olla de San Antón.

Durante vuestra visita en esta ciudad, podéis probar los piononos, un postre creado en honor al Papa Pio IX, y famoso en todo el mundo.

 

ESPACIOS PARA VUESTRAS BODAS DE DESTINO EN GRANADA

Lugares con impresionantes vistas a la Alhambra, pueden ser el escenario perfecto para vuestra boda de destino en Granada.

La belleza de esta fortaleza como fondo y un atardecer de colores rojizos pueden ser testigo de vuestro “Sí quiero”, creando momentos inolvidables para los novios y sus invitados.

Algunos de estos espacios representan la esencia de barrios como el Sacromonte, con sus características cuevas y terrazas que ofrecen las mejores vistas a la Alhambra y a la ciudad.

boda de destino en Granada

Otros, con sus jardines y fuentes que nos trasladan a la Granada Nazarí, ofrecen preciosas vistas al Albaycín y a la Alhambra, y donde se pueden celebrar bodas en un estilo más elegante pero siempre en un contexto típico de esta ciudad.

destination wedding in Granada

 

Una boda de destino en Granada significa crear recuerdos inolvidables en una ciudad con embrujo y magia.

En las próximas semanas seguiremos nuestra ruta por otras provincias de Andalucía.

 

FOTOGRAFÍA: Francisco Montes Jiménez / La Coleccionista / Doncel y Alcoba

 

SI TE HA GUSTADO ESTE POST, PUEDEN INTERESARTE LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS:

Cómo organizar una fiesta de bienvenida para tus invitados

Si has decidido casarte lejos de tu país rodeado de amigos y familiares, debes pensar en planificar una fiesta de bienvenida para tus invitados.

 

¿EN QUÉ CONSISTE EXACTAMENTE UNA FIESTA DE BIENVENIDA?

Suele ser una fiesta informal uno o dos días antes de la boda. Es una manera de reunir a todos tus invitados en un ambiente relajado y, a veces, cuando las familias o amigos de los novios no se conocen, es la mejor forma para romper el hielo y conocerse entre ellos.

Una fiesta de bienvenida se organiza también cuando, aunque tu boda sea en tu misma ciudad, tengas muchos invitados que llegan de fuera, y es una manera de verlos antes de tu gran día.

 

¿CUÁNDO DEBERÍAS HACER UNA FIESTA DE BIENVENIDA?

Lo mejor sería uno o dos días antes de la boda y así puedes asegurarte que todos o casi todos tus invitados han llegado y pueden asistir a tu fiesta.

 

 ¿CÓMO ORGANIZARLA?

Te aconsejo que sea una fiesta sencilla, informal en un ambiente relajado donde tus invitados pueden disfrutar riendo, bailando, comiendo y charlando.

También para la decoración, optaría por algo muy sencillo. Unas velas y bombillas son los aliados perfectos para crear una atmósfera mágica y a la vez relajada.

En cuanto a la comida, te recomiendo por ejemplo una barbacoa. O una gran paella con sangría si tu boda será en este precioso país, España.

 

¿DÓNDE HACER TU FIESTA DE BIENVENIDA?

La solución más fácil sería en el mismo espacio donde se realizará tu boda. Pero si quieres dejar el efecto sorpresa para el gran día, puedes encontrar muchos restaurantes u hoteles que pueden alquilar una sala para vuestra fiesta.

 

¿MEJOR UNA FIESTA DE BIENVENIDA O UN BRUNCH EL DÍA DESPUÉS DE LA BODA?

Hay parejas que prefieren reunirse con sus invitados el día después de la boda, para un brunch todos juntos poniendo el broche de oro a esos días tan emocionantes.

Pero creo que es mucho mejor una fiesta antes de tu boda por dos razones: reúne a todos los que ya se conocen y los que no, creando un ambiente aún más familiar.  Y también porque es muy probable que el día siguiente a vuestra boda estén todos muy cansados para poder asistir a vuestro brunch.

Y tú, ¿Vas a organizar tu fiesta de bienvenida o verás a tus invitados directamente el día de la boda?

fiesta de bienvenida

 

Fotografía: Roxanne Turpen

 

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, PUEDEN INTERESARTE LOS SIGUIENTES POSTS:

Cómo planificar tu boda en España

Espacios únicos para casarse en Andalucía

Casarse en España. Todo lo que necesitas saber para una boda de ensueño en Andalucía